sáb. Sep 21st, 2019

La Rioja Chayera

Noticias Culturales, Folklóricas y turísticas

EXCLUSIVO – Los Cantores del Alba

2 min read

Cuando se habla de folklore, es inevitable no mencionar a los legendarios cantores. Sorpresa fue la venta de la marca; es decir el nombre y es de La Rioja el vendedor.

Por lo menos así lo manifiesta el enunciado del portal de venta On Line, más importante de la Argentina.

El precio es tal vez para algunos un poco exagerado y para otros irrisorio, $ $ 11.111.111 ( once millones); al respecto se refirieron Nacho Prado y Daniel Campos y no se descarta que sea una broma. Que según el lente con que se lo mire, puede ser de mal gusto o no.

Repercusiones

Ignacio «Nacho» Prado

El periodista y difusor folklorico se comunico con Ignacio «Nacho» Prado para consultarle su opinión y el integrante del Dúo Nacho y Daniel Campos, dió su opinion y dejó en claro que » es una lastima que ese nombre haya pertenecido tanto tiempo a los cantores del alba originales, es más ese nombre pertenece a la familia de Daniel, nada más que por un juicio que hizo la familia Brizuela, hoy ese nombre sería de ellos…» sostuvo

Nacho Prado – Audio Gentileza Aldo Portugal

Por otro lado está la discusión si la familia de Tutu Campos o la familia de Carlos Brizuela – ambos fallecidos – son los propietarios de dicha marca. Lo que si se sabe que es una marca que tiene vencimiento y que quien -de existir – adquiera dicha patente, deberá renovarla muy pronto.

Daniel Campos

Por su parte el periodista y difusor folklorico recientemente reconocido por el Gobierno de La Rioja, Aldo Portugal se comunicó con el hijo de Tutu Campos, Daniel Campos; quien con solvencia y luego de haber conversado con su Mamá sostuvo «…esa patente no tiene validez, porque no es de nadie, decile a la gente que no compre nada porque se van ha comprar un problema…» sentenció.-

Daniel Campos – Audio Gentileza Aldo Portugal

Trascendido

La marca habría sido vendida sin concentimiento a Carlos Brizuela, quien mientras estuvo con vida explotó la marca. Pero una vez fallecido, los derechos quedarían sin validez o por lo menos sin propiedad, hasta que se renueve el pedido ante el registro de marcas y patentes.